10.6.14

La recomendación del mes: Libro "La ley del Espejo"

Este mes os queremos recomendar un libro: La ley del Espejo. 




El autor de este libro es Yoshinori Noguchi. Nació en Hiroshima en 1963 y esta graduado en la Facultad de Economía de la Universidad de Hiroshima. Trabajo en una empresa de recursos humanos: Recruit, en 1999 abrió una consultoría y en 2003 fundó la empresa Coaching Management. 

Se trata de un libro corto y fácil de leer, recomendado para personas que, quizás por miedo, les cuesta mirar en su interior. Nosotras creemos que en media hora puedes terminarlo. Además estamos seguras de que una vez empieces, ¡no podrás parar hasta que llegues al final!

Cuenta la historia de una madre preocupada por su hijo. Los compañeros de colegio de su hijo no quieren jugar con él y le crean un gran vacío. Siente que nadie le puede ayudar. Su marido le da una tarjeta de alguien que quizás pueda ayudarle: Yaguchi que “sabe mucho de psicología”. A partir de entonces, se suceden una serie de llamadas telefónicas que harán que la angustia de esta madre desaparezca.

 Si estáis interesados en leerlo, podéis comprarlo en Amazon.

 CUIDADO: A PARTIR DE AQUÍ PODEMOS DESTAPARTE EL FINAL

En resumen para nosotras esta madre hace que desparezcan sus preocupaciones mirando en su interior y en sus propios miedos. Como el autor del libro, pensamos que antes de intentar modificar a los otros, es más recomendable buscar en nosotros. Tuvo que verse a sí misma como hija antes de poder encontrar su lugar como madre.

 Os dejamos dos fragmentos del libro: (¡Os recomendamos no leerlos si vais a leer el libro!) 

                             “Los acontecimientos que ocurren en la realidad son el «resultado». Cada «resultado» siempre tiene una «causa». Y esta causa se halla en su interior. Es decir, debe saber que la realidad de su vida es el espejo que refleja su interior. Por ejemplo, cuando se mira en el espejo se da cuenta de «¡Ah! Me he despeinado» o de «Hoy tengo mal color». ¿Verdad que sin espejo uno no puede verse a sí mismo? Considere que la vida es como un espejo. Gracias al espejo que es la vida podemos darnos cuenta de la propia persona y tenemos la oportunidad de cambiar. La vida está hecha para permitir desarrollarnos hasta donde sea.”

 Al final del libro el autor nos propone una reflexión: 

                               “Por cierto, ¿qué hace usted cuando no le gusta su imagen reflejada en el espejo? Por ejemplo, si se mira en el espejo y ve que está despeinado/a, ¿qué hace? Por mucho que extienda la mano para arreglar los cabellos de su imagen en el espejo, ¿verdad que no lo conseguirá? Probablemente lo que hará será extender la mano hacia su cabeza y los arreglará. De forma parecida, para resolver de raíz los problemas de la vida hace falta eliminar la causa que se halla en el propio corazón. Si no cambiamos nuestro interior, y únicamente esperamos que cambien los otros y las situaciones, no conseguiremos lo que deseamos.” 

 












No hay comentarios :

Publicar un comentario