19.8.14

Influencia del orden de los hermanos

Muchos se preguntan porque si uno de los hermanos no da problemas en el colegio, saca buenas notas y es simpático, porque el otro es todo lo contrario. ¡Si tiene los mismos padres! Es imposible educar a todos los hijos igual, aunque los padres lo intenten. La razón es que hay distintas expectativas para cada hijo y nacen en distintos momentos. Incluso, Dunn y Plomin (nota al pie 1) afirman que puede decirse que cada hermano crece en una familia diferente; por los cambios que se dan en la familia ya que al nacer un hijo, interviene una persona más en las relaciones de la familia y estas cambian. 

Desde el punto de vista de los expertos, el primer psicoterapeuta en afirmar que el orden de nacimiento es importante para el desarrollo de la personalidad fue Sigmund Freud. (2). 

Creación Propia


Bowen, psiquiatra americano pionero de la terapia familiar, inspirándose en las investigaciones del psicólogo Walter Toman, creo el concepto de: “Sibling position”. Bowen observó el impacto de la posición en la fratría en el desarrollo y comportamiento de sus investigaciones con familias. Su idea básica es que esta posición puede predecir algunas características importantes. No cree que las características de una posición sean mejores o peores, sino que se complementan. De hecho las investigaciones de Tolman mostraron que un matrimonio que este formado por dos personas que se complementen, por ejemplo, hermano mayor de hermana pequeña casado con hermana pequeña de hermano mayor, tienen menos posibilidades de divorciarse (Bowen).

Basta hojear un diccionario biográfico para observar que muchas personas conocidas en la Historia han sido hijos mayores. La II Guerra Mundial, por ejemplo, estuvo en ‘sus manos’ –Churchill, Hitler, Mussolini e Hirohito–, y también en la de hijos únicos –Roosevelt y Stalin–. Otro dato: más de la mitad de los presidentes de EEUU han sido primogénitos y, de los primeros veintitrés astronautas de este país, veintiuno eran hijos mayores o únicos. Se han hecho numerosos estudios que indican que ser primogénito no garantiza el triunfo en la vida, pero sí que afrontan más responsabilidades y asumen papeles de liderazgo. 


El historiador del Instituto de Tecnología de Massachusetts Frank Sulloway, en su libro ‘Born to Rebel’, a partir del estudio biográfico de más de 6.000 personajes históricos de los últimos cinco siglos, estudio la influencia de la posición de los hermanos. Su hallazgo más importante es que los hijos mayores se identifican con los padres y la autoridad, y con el apoyo al statu quo, mientras que los hijos más pequeños se rebelan contra ella.

Si os habéis quedado con ganas de leer mas sobre hermanos, aquí tenéis dos artículos relacionados con el tema: Otros artículos




 (1) (1991 citado en Bernart, 2010) 
 (2) (Fernández, 2008).

No hay comentarios :

Publicar un comentario