20.10.19

IV Jornadas de FAIM: “Adolescencia y Sexualidad. Identidad, comunicación y seguridad.

El día 17 y 18 de octubre se han celebrado en Zaragoza las IV Jornadas de FAIM: “Adolescencia y Sexualidad. Identidad, comunicación y seguridad.” Dejó plasmado lo que más me ha llamado la atención. 

 

Manuel Lucas Matheu explica que: “Relacionamos la sexualidad con lo negativo (abuso, abortos, sida...), se maltrata. Deberíamos ver la sexualidad como un valor, una oportunidad y una capacidad. Si queremos intervenir debemos en primer lugar enseñar a amar, y dar el conocimiento para poder dar libertad.” También llama la atención de lo que él llama la etiquetomanía. ¿Para qué queremos etiquetar? ¿Control, ignorancia...? Manuel ha escrito el libro: “Sed de piel”. 


“Faltamos al respeto a las necesidades de los menores. ¿Como les estamos influyendo? Están expuestos a la violencia.” indica José Antonio Luengo. Podéis visitar su blog: https://blogluengo.blogspot.com/2019/08/conversaciones-sobre-el-porno-y-los.html?m=1 

 


Marta Modrego, psicóloga e Investigadora en el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón. Profesora de la Universidad de Zaragoza tras un estudio realizado sobre los adolescentes y la pornografía. Para los adolescentes el fin del visionado de la pornografía es la excitación y también la educación. ¿Y qué aprenden? Esto es lo que nos cuentan que pasa en la mayor parte de los vídeos de las páginas que han analizado:

1. No se usa preservativo.
2. Sexo grupal y/o con desconocidos.
3. Cuerpo poco realista.
4. No caricias, no afecto.
5. Chico: dominante. Chica: sumisa.
6. Chico ejerce violencia y chica acepta esa violencia.  

Mercedes Garcia nos presento una guía para trabajar la sexualidad con adolescentes. Os dejamos el link.  

Silberio Sáez de Amaltea nos recomienda leer las tres partes de su blog sobre cómo hablar con los adolescentes: https://www.amaltea.org/blog/los-adolescentes-hablar-parte-i

No podemos evitar que nuestros hijos vean vídeos violentos o pornografía ya que se las ingeniaran para hacerlo, pero sí que podemos hablar con ellos, o al menos, como dice Silberio, hacer monologos de 5 minutos, sobre lo que sí debería ser sexualidad. Así que, en mi opinión, los adultos deberíamos autoexaminarnos sobre lo que es una sexualidad que implique placer, reproducción y amor. Y en vez de centrarnos en lo que NO es, centrarnos en lo que sí. Lo cual no implica no tener en cuenta lo que no se debe hacer. No tengamos miedo de hablar con nuestros hijos de este tema, sino lo hacemos nosotros, otros lo harán, y esa información no la podremos controlar.

Laura Pardos Hernández