24.6.14

Los hermanos, ni con ellos ni sin ellos.



“Cuando dos hermanos trabajan juntos las montañas se convierten en oro.” (Proverbio Chino)

El interés por las relaciones entre hermanos ha existido siempre. Ya en la Biblia aparece la historia de Caín y Abel y en la historia de España encontramos ejemplos como Isabel de Castilla, la católica y su hermano Enrique IV. También podemos encontrar en los cuentos, algunos ejemplos: La Cenicienta y sus hermanastras, Los enanitos de Blancanieves, los hermanos Dalton… 

¿Por qué debemos de cuidar esta relación? Esta relación, aparte de que suele ser muy intensa y ambivalente (amor/odio), es sobre todo, longeva. A lo largo del tiempo, normalmente, serán los hermanos quienes más tiempo estén con nosotros. Más que nuestros padres, más que nuestra pareja, más que nuestros hijos (Gnaulati, 2002). ¿Alguna vez os habíais parado a pensar en eso?

Además la relación con los hermanos nos puede aportar, entre otras cosas, todo esto:

 Pinterest: Mariangeles Mandagaran
  • Un espacio de adquisición, desarrollo y mantenimiento de habilidades sociales
  • una base para las relaciones con pares en otros contextos sociales, 
  • afecto
  • momentos de juego,
  • habilidades de negociación y resolución de conflictos,
  • desarrollo de la rivalidad, la agresividad o la complicidad y
  • también se intercambian secretos más fácilmente sin el miedo que se tiene cuando se intercambian con los padres. Los consejos que da un hermano/a son mejor recibidos porque en la mayoría de la casos no tienen la connotación moral que tienen los de los padres.

Por otro lado, Branje, Van Lieshout, Van Aken & Haselager (2004 citados en Ripoll et al., 2009) confirmaron que la percepción de apoyo en la relación de hermanos está asociada con la ausencia de problemas de conducta internos como la ansiedad o la depresión y con problemas de conductas en los adolescentes. Stocker, Burwell & Bringgs (2002 citados en Ripoll et al., 2009) encontraron el efecto contrario: existe una relación significativa entre un conflicto crónico entre hermanos en la niñez y problemas de ansiedad, depresión y problemas de conducta en la adolescencia. 

¿Qué os han aportado vuestros hermanos a vosotros? 

Bibliografía:

Gnaulati, E. (2002). Extending the uses of sibling therapy with children and adolescents. Recuperado el 2 de marzo de 2013, de http://www.gnaulati.net/scholarly_articles/2002_extending_the_uses_of_sibling_therapy.pdf 

Ripoll, K., Carrillo, S., & Castro, J. A. (junio de 2009). Relacion entre hermanos y ajusto psicologico en adolescentes: los efectos de la calidad de la relacion padres-hijos. Recuperado el 11 de febrero de 2013, de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=79911627009# 

Tilmans-Ostyn, E., & Meynckens-Fourez, M. (2007). Los recursos de la fratría. Recuperado el 9 de febrero de 2013, de http://es.scribd.com/doc/88496211/LOS-RECURSOS-DE-LA-FRATRIA

No hay comentarios :

Publicar un comentario