20.1.15

La convivencia en pareja

Hoy queremos tratar un tema que acompaña inevitablemente a las parejas: la convivencia. Normalmente las parejas, tras conocerse y llevar un tiempo juntos, quieren compartir una vida en común y deciden irse a vivir juntos. Al principio suele llevarse todo con mucha ilusión, pero pronto empiezan a surgir algunos problemas. Saber convivir es clave para que la pareja funcione. 

Algunos de los problemas que suelen surgir son: 

 - A la hora de elegir la decoración o que comida comprar. Si se tienen gustos diferentes, uno tiene un gusto más conservador y otro más moderno, si a uno le gusta el rojo y a otro el azul... Para gustos están los colores, es imposible estar de acuerdo en todo, así que la tarea consiste en negociar y ceder las dos partes, para que al final estéis a gusto los dos. Por otra parte, no intentéis haceros aliados con el resto de la familia, o algún amigo, pues pueden que surjan nuevos conflictos que antes no se habían desatado. 

- A la hora de poner las normas: Hay que tener en cuenta que cada uno hemos tenido unas normas en nuestra casa, en la de nuestros padres o allí donde nos hayamos criado. Además tendemos a escoger aquellas normas que nos han gustado de nuestra casa, y descartar otras que no queremos para nosotros. Tendremos que hablar con nuestra pareja para descubrir cuáles son las normas que le gustan y cuáles no, y ponerlas en común. Aquí también habrá que ceder y tener paciencia para adaptarnos a unas nuevas normas. Tenemos que tener en cuenta que hay que establecer unas obligaciones, pero también reconocer los derechos de nuestra pareja. No son las normas de una casa o de otra, serán vuestras propias normas. 

 - Pasar tiempo en común: Al principio seguramente queramos estar juntos todo el tiempo, pero también deberemos buscar tiempo para nosotros mismos, deberemos continuar con los hobbies que nos gusten, quedando con los amigos, ir al gimnasio, etc. Se trata de buscar un equilibrio entre el tiempo que pasamos junto a nuestra pareja y el tiempo que nos dediquemos a nosotros. Consiste en no dejar nuestra vida anterior, si no completarla junto a otra persona

-Las tareas del hogar: Es uno de los temas de mayor discusión, pues solemos echar en cara lo que el otro hace o deja de hacer. Como todos sabemos la mujer se ha ido incorporando al mundo laboral y su papel en la sociedad está cambiando. Los cambios siempre llevan un tiempo de adaptación. Recomendamos dejar claro cuál puede ser la función de cada uno. Dejar que las tareas del hogar se vayan haciendo sin una organización seguramente os traerá discusiones. 
 
Laura Pérez Osorio
En definitiva, lo que debemos de intentar es mostrar a nuestra pareja nuestros gustos, las normas que queremos cumplir y como somos, aceptando las suyas, teniéndolas en cuenta y juntos llegar a un consenso para que exista una buena convivencia. 

¡Hoy por ti y mañana por mí!

No hay comentarios :

Publicar un comentario